Cambio de habitación: de bebé a mayor

miércoles, 26 de junio de 2013

En el anterior post de decoración os mostraba cómo decoramos la habitación de bebé de Noa (podéis verlo aquí).

Hoy os voy a mostrar cómo realizamos el cambio de habitación de bebé a mayor.

Nuestro principal objetivo fue gastar lo menos posible, no queríamos realizar un cambio radical a la habitación (porque nos gustaba y nos sigue gustando mucho cómo quedó decorada) sino adaptarla al crecimiento de Noa. Por eso decidimos que sólo queríamos sustituir la cuna por una cama y añadirle algún textil bonito, nada más. 

Y nada menos, porque sólo para eso ya tienes que hacer un master en tipos de camas para niños, colchones, textiles .... buscar y mirar catálogos de diferentes firmas para encontrar la mejor solución al mejor precio.

Desde el principio tuvimos claro que queríamos una cama para niños. No queríamos una cama de adulto, queríamos una cama de la cual Noa pudiera subir y bajar sola fácilmente. Una cama que Noa pueda utilizar durante unos años, hasta que le pongamos su habitación de preadolescente (esa le va a servir hasta que sea treintañera, por lo menos).

Tampoco quisimos ponerle una cama nido por si alguna vez venía algún amiguito o primo a dormir. Las camas nido, a pesar de tener sus ventajas, siempre me han parecido un trasto enorme y muy intrusivo (además de ser un peñazo para hacerlas, tanto si el niño duerme en la parte superior como si lo hace en la cama extraible). 

Nota: Tenemos cama nido para adultos en la habitación de invitados, así que las conozco bien. Me parece una buena solución para utilizar de vez en cuando, pero como cama para todos los días no me convence.

Finalmente nos decidimos por la cama Kritter de Ikea, complementándola con un dosel también de Ikea. El resultado es este:





DecoRecomendación ---> La principal ventaja para realizar el cambio de cuna a cama fue nuestra apuesta inicial de utilizar el color blanco en todos los muebles. Es algo que os recomiendo porque te permite integrar fácilmente diferentes estilos de decoración, muebles y marcas.

Para nosotros fue fundamental que la niña probara la cama antes de comprarla, os lo recomiendo totalmente. No es lo mismo ver una cama infantil bajo nuestra perspectiva que bajo la suya. Nosotros llevamos a Noa a Ikea y la dejamos que se subiera y bajara ella sola de todas las camas, queríamos tener la tranquilidad de saber que era una cama cómoda y segura para ella.

Os pongo una foto del día que hicimos el cambio de habitación, con Noa al lado de su cama nueva (y mirándose en el espejo que tiene en su habitación, es que es supercoqueta desde bien pequeña :)) para que os hagáis una idea de cómo le queda a una niña de casi 2 años (le faltaban 3 meses para cumplir los 2 años cuando hicimos esta foto).


No se si se aprecia bien en la foto, pero la cama incluye una barrera para que no se caigan. Este precisamente es el punto que mejoraría de la cama: la barrera debería ir de lado a lado de la cama

Se que está diseñada así para que la niña pueda salir ella sola de la cama cuando quiera, pero mi enana se mueve muchísimo cuando duerme y acaba dándose la vuelta, así que todas las noches le ponemos una almohada de 90 cm para que haga de tapón y caiga al suelo antes de que lo haga ella (no ha pasado nunca la verdad, pero ya sabéis que las mammas somos muy obsesivas y miedosas (al menos yo lo soy))

Otro tema que nos dio para hacer un master fue la elección del colchón. Que si colchón de muelles, que si colchón de espuma, que si colchón de latex ..... cada colchón tenía una ventaja y un inconveniente. 

Finalmente nos decidimos por un colchón de latex de Ikea, que tiene la ventaja de no ceder con el peso (frente al de espuma) así que si te quieres tumbar a leer cuentos a tu enana (la mía está acostumbradísima a eso, así que ahí que nos metemos las dos (yo de medio lado) todas las noches) puedes hacerlo sin temor a que a los dos días el colchón haya cedido por el lado en el que tú te pongas.

A este respecto tengo que decir que estrenamos la cama en abril de 2012 (hace más de 1 año) y el colchón sigue intacto, así que la publi que le hacen es real: no cede. También os digo que yo me tumbo el tiempo justo de leerle varios cuentos a la enana hasta que se duerme (1 hora como mucho). 

La desventaja que tiene este tipo de colchón es que no acepta bien los pises de los peques cuando les estás quitando el pañal, así que hay que tener ojo y ponerles un protector debajo. 

Espero que os haya resultado útil este post. Como véis hicimos un master para realizar el cambio de habitación de bebé a mayor, y eso que sólo cambiamos la cuna por una cama .......... pero es que esos sólo cuando hablamos de productos para niños son complicados de realizar, hay que combinar estética con funcionalidad y seguridad y no es nada sencillo.

En el próximo post de deco os mostraré habitaciones infantiles y productos de decoración que me gusten mucho para ayudaros a buscar inspiración e ideas para decorar las habitaciones de vuestros herederos y herederas :) 


6 comentarios:

  1. Me ha parecido una entrada super interesante, yo aún no estoy embarazada pero esto me va a servir en el futuro para cuando tenga que comprar las cositas. Yo pensaba que los colchones del IKEA no eran muy buenos, pero con tu experiencia me has ayudado mucho.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Ikea es que hay de todo, a mi también hay colchones que no me convencen nada. Tienen varios colchones que están en torno a los 20 € que pueden estar bien para una cama de apoyo (por si algún amiguito se queda a dormir alguna vez) pero para dormir todos los días y que el peque descanse bien a nosotros no nos convencieron.

      La verdad es que apostamos por un colchón bueno, compramos el modelo Vyssa Somnat (http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/30158904/) pero es carillo, nos costó 115 € ...... más que el precio de la estructura de la cama (!) pero es que creemos que el colchón es fundamental para que descansen bien y para su espadilla, que está en pleno crecimiento.

      Sí que estamos contentos con la calidad del colchón, pero no es baratillo :-(

      Eliminar
    2. Hombre claro lo primero es el descanso y eso...a mi no me parece caro si de verdad es bueno...xq se de tiendas q t cobran 400 € y no es nada del otro mundo no duran nada...
      Yo es q creia q los dl ikea no serian tan bueno aun costando lo q cuestan...pero menos ya conozco tu experiencia y menos la tendre en cuenta :-)

      Eliminar
  2. Mi hija está esperando su cambio de cama y como no nos hemos decido, aún está esperando y sigue durmiendo en su cuna de 60x120 sin barrotes¡Pobrecilla! Una de las opciones era comprar la camita que muestras y la otra era pasar directamente a la cama de 90x200. Y al ver este post, me surge preguntarte ¿con tres añitos esa camita o mejor directamente juvenil?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola, cuando puse la habitación de Alaia me inspiré en la tuya, puedes leerlo en mi blog, la hice muy parecida! :D me encantó. Recibisteis un premio no?

    Ahora he vuelto a caer en tu blog por casualidad. Me gusta mucho el cambio.

    :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, cuando puse la habitación de Alaia me inspiré en la tuya, puedes leerlo en mi blog, la hice muy parecida! :D me encantó. Recibisteis un premio no?

    Ahora he vuelto a caer en tu blog por casualidad. Me gusta mucho el cambio.

    :)

    ResponderEliminar

Tu mensaje se mostrará una vez haya sido autorizado

 
template design by Studio Mommy (© copyright 2015)