Los jueves de Patricia: ¡Quiero que mi bebé duerma y me deje dormir!

jueves, 14 de agosto de 2014

Autora: Patricia Justo Jiménez

Ese gran problema que no lo es tanto...

Paciencia y organización....es fundamental el primer mes de vida (algunos bebes un poquito más...)

Pensemos que el bebé lo que ha conocido antes de su nacimiento es un medio líquido, con temperatura constante, con el latido de su mama que le acompaña (incluso con ruidos que hacen nuestros intestinos) y mecido cuando su mama se mueve.

Cuando nace se produce un cambio radical para ellos. Observaréis que en los últimos meses cuando os acostéis por la noche vuestro bebé de pronto se activa. Da pataditas, se mueve, se gira incluso.

Esto es debido a que durante el día cuando estáis activas ellos están constantemente acunados por sus madres y cuando llega la noche al acostarse su mama de pronto el movimiento cesa. Se espabilan y empiezan a ejercitar su cuerpo.

Os digo esto para que seáis conscientes de que todos los bebes nacen con el sueño cambiado y el motivo es ese.

Luego está el añadido de la lactancia a demanda que os mantiene todo el día liadas.


¡¡Soluciones quiero!!

PatriConsejos
  • Preparad una cunita adecuada a su tamaño. Las ideales al principio son las minicunas que vienen a durar hasta los 6 meses. Se encuentran más protegidos y acompañados si el lugar en el que duermen no tiene unas dimensiones enormes. Pensad que han estado rodeados por su mama muchos meses.

  • Utilizar ropa de cama adecuada a la época del año, no es conveniente excederse y abrigarlos demasiado.
  • Habitación ventilada a diario y con una temperatura constante de 22º. Evitando corrientes de aire.
  • No metáis muñecos todavía, es demasiado pequeño para tener compañía.
  • Tumbadlos de lado y utilizar un cojín antivuelco para que se mantenga de lado. Es importante para prevenir la conocida como muerte súbita.

cojin antivuelco

¿Como acostumbrar al bebé a los ritmos de sueño normales?

PatriConsejos
  • Durante el día tiene que tener ruido alrededor. Hablad en un tono normal (no habléis en susurros, tampoco gritéis). Se puede tener la radio o la tv de fondo a un nivel mínimo de ruido, pero que la escuche. 
  • Mucha luz, les viene muy bien la luz del sol (indirecta sobretodo en verano, en invierno pueden estar más cerca de la ventana de casa o más expuestos en sus cochecitos) y evitaremos que se pongan amarillos (Bilirrubina).
  • En definitiva de lo que se trata es que note que es de día. Mecerlos, toquetearlos, cantarles bajito...vamos que tienen que mantener un ritmo lo más activo posible dentro de que son bebes y duermen mucho.
  • Cuando llegue la noche todo lo contrario. Apenas ruidos, luces muy tenues por ejemplo cuando tengáis que dar las tomas nocturnas (comprad algún tipo de lamparita pequeña y que de una luz suficiente para ver pero que no ilumine en exceso). Si encendéis la luz del techo, hacéis ruido y notan jaleo se activan seguro.

¿Y cómo ayudamos a la mama?

PatriConsejo

Para el agotamiento de las mamas durante este periodo de adaptación mi consejo es: 

haced lo que haga el bebé

No intentéis manteneros despiertas todo el día porque llegaréis agotadas a la noche. 

Haced pequeñas siestas durante el día con vuestro bebé. Dormid todo lo que podáis en cuanto podáis, es importante.




Próxima entrega: Comer



Patricia Justo Jiménez propietaria de la tienda infantil Nappy Baby Shop. Ha trabajado durante 20 años en una reconocida firma infantil como Responsable de Tienda, Especialista en Puericultura y Atención a Cliente. Durante gran parte de su vida profesional se ha encargado de impartir charlas de Embarazo, Seguridad y Primeros Cuidados del bebé para ayudar a los futuros padres. 

Podéis escribir a Patricia a mamadenoa@yahoo.es


1 comentario:

  1. La teoria parece facil, pero luego la practica... Yo pasé los dos primeros años y medio apenas sin dormir... Fue horrible las noches enteras levantandome continuamente, agua, bibi, agua, agua, mas agua... Llegaron ha hacerle sobre los dos años y algo el pinchacito en el dedo para medir el nivel de azucar, porque era un no parar, pero no, todo estaba bien. En una noche podia levantarme perfectamente 10 veces, o algunas mas, empezaba contando las veces que me levantaba, pero al final siempre terminaba por parar de contar porque ya perdia la cuenta... Siempre dices, es muy chico, tendra gases, aigue pasando los meses, ahora esque le estan saliendo los dientes, pero el tiempo pasaba y cada noche era igual. La noche que solo me levantaba 3 o 4 veces, que era raro... Esa noche era un triunfo, pero yo estaba intranquila porque no me llamaba, y tampoco descansaba bien... Veo fotos de esos dos años y tengo las ojeras y una mala cara horrorosa, ahora ya es un recuerdo solo, pero sin duda es el peor recuerdo de mi etapa de madre primeriza. Fue agotador. Lo meti en la guarde el año antes de empezar el cole, y nada, nada lo hacia dormir una noche entera... Le quite el bibi del agua, que era lo que siempre pedia, y ese verano empezo a despertarse algo menos. Cuando empezo el cole, poco a poco, muy poco a poco.. Empezo a dormir mas, hasta el momento de dormir la noche entera, eso fue la bendicion jajaja por cierto apenas dormia siesta desde hacia mucho, porque no lo dejaba dormir para que estuviera agotado por la noche pero nada... Ahora comienza su segundo año de cole, cumplira 4 años en noviembre, y como que llevamos año y medio durmiendo... Por fin!! Me gustaria tener otro bebe, pero sin duda esta experiencia me echa mas para atras, que cualquier otro momento, ni el parto me aterra tanto... BesitoS!

    ResponderEliminar

Tu mensaje se mostrará una vez haya sido autorizado

 
template design by Studio Mommy (© copyright 2015)