La alimentación del recién nacido (natural y artificial)

jueves, 11 de septiembre de 2014

Autora: Patricia Justo Jiménez

Ante este tema lo primero que quiero destacar es que para el bebé es muy importante disfrutar de la lactancia materna, pero es igual de importante que la mamá no se sienta mal si, por cualquier circunstancia, no puede amamantar a su bebé.

La leche materna aporta al bebé muchos nutrientes, grasas, proteínas y defensas pero las leches maternizadas de hoy en día están muy logradas y se puede criar a un bebé perfectamente con ellas.

En primar lugar hablaré de la lactancia materna y a continuación de la artificial.

la alimentación del recién nacido - lactancia materna vs alimentación artifical blog infantil mama de noa


Lactancia materna

Los bebés nacen con un reflejo de succión que les ayuda a empezar a lactar, pero tienen que recibir los estímulos necesarios y tenemos que favorecer su aprendizaje.

Pero antes de pensar en el bebé es importante que penséis en vosotras y preparéis vuestro rincón de lactancia para estar lo más cómodas posibles.

PatriConsejos
  • Procurad tener un sillón cómodo donde os sintáis relajadas y la espalda sufra lo menos posible.
  • Colocad una mesita cerca donde podáis apoyar un vaso de agua, el móvil, alguna gasa, babero o posibles utensilios que podáis precisar. Iréis viendo con la practica que a veces podéis tener hambre o sed durante la toma.
  • Utilizad sujetadores de lactancia, que liberan el pecho en la zona de las copas pero siguen sujetando el tirante para que sea más cómodo dar la toma.
  • Si os molestan las visitas dad el pecho en la intimidad. Es un momento para estar relajada y el bebé nota si su mamá está nerviosa.


Primeros pasos para favorecer el aprendizaje del bebé
  • Acercad el bebé hacía vosotras. No os inclinéis sobre el bebé: vuestra espalda sufre y el bebé se agobia. Veréis que en cuanto el bebé os huele busca dónde engancharse. A medida que pasan los días veréis que esta acción va a más: es cogerle su mama y ponerse a buscar.
  • Acercad el pezón a la boquita y veréis que el bebé se cogerá enseguida. Lo adecuado es que en la boca del bebé entre el pezón y gran parte de la aureola (todo depende del tamaño, claro). Si el bebé se ha enganchado bien la lactancia materna no tiene por qué provocar un dolor intenso. Al principio no es que sea una experiencia placentera (para algunas mamas si), a la mayoría de las mamas les resulta molesto. Cuando pasan los días y los cuerpos de acostumbran empieza a ser más gratificante.
  • El pecho se da a demanda; siempre que el bebé quiera comer se le da el pecho. Es difícil saber la cantidad que comen, si esto os preocupa existen básculas para bebés y los podéis pesar antes y después de comer, pero sólo si es preocupante: si tenemos un bebé prematuro, etc (algunos hospitales incluso tienen básculas para prestar en caso de necesidad).

lactancia artificial vs lactancia materna blog infantil mama de noa

Una de las muchas  ventajas que tiene la lactancia materna es que el bebé se acostumbra a sabores diferentes (esto viene genial cuando pasan a la alimentación sólida).

Todo lo que vosotras podáis comer puede variar el sabor de vuestra leche. Algunos alimentos lo varian bastante como los espárragos, los picantes, etc. Si rechaza el pecho después de ingerir alguno de estos alimentos es mejor suprimirlo hasta que terminéis con la lactancia.

PatriConsejos

  • Ingerid muchos líquidos, realizad una alimentación equilibrada y cuidaros mucho para facilitar la lactancia hasta que vosotras decidáis abandonarla.
  • Si en algún momento utilizáis biberones para darle vuestra leche utilizad siempre biberones de plástico. Si os fijáis veréis que los sacaleches y todos los artículos relacionados con la lactancia son de plástico. Esto se debe a que uno de los componente de la leche se adhiere al vidrio, aunque lo esterilices no se consigue eliminar y puede corromper las tomas posteriores.
Lactancia artificial

En primer lugar debéis tener en cuenta que necesitaréis preparar muchas más cosas:

  • Biberones
  • Esterilizador
  • Calientabiberones
  • Escobillas para limpiar los biberones
  • Tetinas.

PatriConsejos

  • Todos los esterilizadores son buenos si se siguen las indicaciones del fabricante; escoged el que os resulte más cómodo.
  • Los esterilizadores eléctricos admiten cualquier tipo de biberón, tetina, cucharita, etc. 
  • Los esterilizadores de microondas sólo admiten productos aptos para microondas. Ojo con esto que parece una obviedad especificarlo pero como no estemos pendientes puede que nos llevemos la sorpresa de encontrar un chupete derretido dentro del microondas, por experiencia os digo que a más de uno - y de dos -  les ha pasado. 
  • Los productos químicos utilizadlos siempre en las cantidades que os indiquen en las instrucciones. 
  • Colocad todo lo esterilizado en un escurrebiberones hasta que lo vayamos a utilizar, así se puede airear y terminar de secar.
  • Utilizad los biberones y tetinas adecuados a la edad de vuestro bebé. Ojo también con esto que parece otra perogrullada especificarlo pero muchas madres compran biberones más grandes de lo necesario pensando en aprovecharlos durante más tiempo y debéis tener en cuenta que un biberón enorme facilita la entrada de aire si la cantidad de leche que ponemos es poquita (aire = gases).
lactancia artificial vs lactancia materna blog infantil mama de noa


Cómo preparar el primer biberón de tu bebé 

Antes de empezar debéis tener en cuenta algunos detalles importantes respecto a la forma de calentar el biberón:

  • Los calientabiberones están programados con la temperatura adecuada, por lo tanto son seguros. El calientabiberones es muy práctico para las tomas nocturnas: lo tenéis en la habitación con el agua preparada y lo podéis preparar en unos minutos.
  • Si vamos a utilizar microondas para calentar el agua tened en cuenta que sólo introduciremos el recipiente del agua. Ni la rosca ni la tetina se meten en el microondas. 
  • Los microondas calientan más por unas zonas que por otras, si introducimos la tetina y la calienta en exceso podemos quemar la boquita del bebé (esta esterilizada y no vamos a tocarla antes para comprobar la temperatura)

Ahora ya podemos ver los pasos para hacer el primer biberón de nuestro bebé:
  1. Colocad la medida de agua necesaria dentro del biberón
  2. Calentadla
  3. Introducid la leche en polvo según la medida indicada por el fabricante (generalmente se hace utilizando cacitos que vienen dentro de las latas)
  4. Poned la tetina y agitad muy bien el biberón para que la leche en polvo se mezcle con el agua

Si habéis calentado el agua en el microondas poned unas gotas en la muñeca para comprobar que se ha mezclado bien y no quema. Recordar que no hay que calentar los biberones en exceso, la leche materna está a temperatura corporal y esa es la adecuada para los biberones también.

Os doy un consejito para cuando paséis a las papillas: tampoco las calentéis en exceso. Los ingredientes se mezclan mejor y no hacen grumos si están templaditos.

Hasta aquí el post de hoy mamás. Seguro que me dejo algo ¡si tenéis alguna duda no dudéis en preguntar!.

Proxima entrega ... ¿Por qué llora?


Patricia Justo Jiménez propietaria de la tienda infantil Nappy Baby Shop. Ha trabajado durante 20 años en una reconocida firma infantil como Responsable de Tienda, Especialista en Puericultura y Atención a Cliente. Durante gran parte de su vida profesional se ha encargado de impartir charlas de Embarazo, Seguridad y Primeros Cuidados del bebé para ayudar a los futuros padres. 

Podéis escribir a Patricia a mamadenoa@yahoo.es


1 comentario:

  1. Yo, mami de un peque de 21 meses, sigo dándole el pecho y tan feliz, lo único que yo aconsejo es empaparse mucho y muy bien durante el embarazo de toda la buena información que hay en libros e internet y que elijas lo que elijas sepas porqué lo eliges. Hay muchísimos mitos muy tontos y habladurías respecto a la lactancia materna y ya es hora de empezar a derribar todo eso que lo único que consigue es hacernos dudar.

    ResponderEliminar

Tu mensaje se mostrará una vez haya sido autorizado

 
template design by Studio Mommy (© copyright 2015)